Los niños ya pueden aprender alemán y divertirse al mismo tiempo. Aquí tienes una aplicación especialmente desarrollada para ellos. Incluye infinidad de temas cotidianos entre los que el niño podrá bucear mientras aprende vocabulario: animales domésticos, meteorología, ropa, escuela, fruta, verdura o comida, entre muchas otras. Lo único que hay que hacer es elegir un tema y a continuación, seleccionar una actividad. La aplicación es muy completa y aunque tendría que mejorar en el apartado gráfico, puede resultar más que válida para dar los primeros pasos en este idioma. Incluye anuncios que pueden resultar molestos, además de mensajes de la propia aplicación muy insistentes para que le demos una puntuación.