Un juego adictivo como el que más. Así es 6 colores. 1 color gana. Tendrás que empezar con el recuadro situado en la esquina superior izquierda. Convierte este recuadro con el color que desees usando los cuadrados que tienes en la parte inferior. Piensa con la cabeza para conseguir que el tablero sea de un único color con el menor número de movimientos posible. Puede que al principio no sepas muy bien cómo jugar, pero enseguida le cogerás el ritmo y te lo pasarás en grande.