¿Y si mezcláramos las frutas con un juego de memoria clásico? Pues esto es justo lo que propone Fruits Memory. Podrás elegir entre tres niveles distintos, según la dificultad y el número de piezas, y lo único que tendrás que hacer es ir destapándolas por parejas. El juego es adictivo e interesante, pero nos gustaría que contara con algún toque más original como, por ejemplo, frutas y verduras diferentes. Quizá de este modo conseguiríamos que fuera un poco más variado.